La sociedades civiles reclaman la formación de gobiernos constitucionalistas que no dependan de partidos secesionistas.

Societal Civil Catalana, Sociedad Civil Navarra, Societat Civil Valenciana y Societat Civil Balear aseguran que la defensa del Estado de Derecho y la democracia debe pasar por la formación de gobiernos constitucionalistas que no tengan que depender de las fuerzas políticas independentistas para tomar decisiones.

Tanto el nuevo gobierno de España como los futuros ejecutivos municipales y autonómicos no deben pactar con aquellos partidos políticos que se caractericen por actuar al margen de la ley y, por tanto, en contra del sistema democrático vigente.

El futuro de España debe pasar por la aprobación de amplios pactos de Estado firmados por representantes políticos que crean en la separación de poderes, que fomenten la convivencia y la concordia y que tengan la clara voluntad de gobernar para el conjunto de la ciudadanía.

España es un Estado democrático y los partidos políticos han de tener la obligación de protegerlo y preservarlo. Por este motivo, no solo es imprescindible que los gobiernos no dependan de aquellos partidos que pretenden romper el orden constitucional, sino que, además, los ejecutivos deben actuar con la máxima contundencia ante cualquier intento de golpe de Estado o alteración del marco legal.